LO PERDIERON TODO PERO LA SOLIDARIDAD MUEVE MONTAÑAS Y VUELVEN A EMPRENDER

LO PERDIERON TODO PERO LA SOLIDARIDAD MUEVE MONTAÑAS Y VUELVEN A EMPRENDER

A principios de marzo, Jennifer y Gustavo vieron sus sueños destrozados, un incendio arrasó con su casa y su fuente laboral. Las llamas consumieron las herramientas que Gustavo utilizaba en su trabajo y la peluquería que con tanto esfuerzo habían logrado levantar para que Jennifer pudiese trabajar y juntos construir un mejor futuro para sus dos hijos.

Ambos no decayeron, Gustavo encontró un nuevo trabajo y empezaron a construir nuevamente sus sueños, recibieron una nueva casa que él pudo levantar gracias a sus conocimientos en construcción. En ella, dejaron un espacio para habilitar nuevamente la peluquería, estaban
convencidos que lograrían levantarla nuevamente con esfuerzo y dedicación.

Mantuvieron siempre la fe, confiaron y creyeron que podrían nuevamente ponerse de pie.

Gracias a un donante anónimo, la fe y la esperanza de esta familia sigue creciendo.

Logramos entregarles los implementos para armar nuevamente la peluquería y así seguir construyendo un mejor futuro para ellos y sus hijos.

Muchas gracias a todos que sí les importó y ayudaron a Jennifer y Gustavo.